Este centro de entrenamiento en Vélez-Málaga ha optado por un jardín vertical de musgo preservado en su entrada principal.