¿Qué decir de esta obra, que nos ha tenido entusiasmados desde que tuvimos el primer contacto con el Estudio de Arquitectura Seguí? Cada planta ha sido elegida con mimo y esmero con el fin de reproducir lo que el gran Guerrero Strachan concibió como jardín. Hemos tenido el gran honor de colaborar con el gran equipo humano seleccionado por la familia Santos para este proyecto que ha enamorado a los malagueños desde el primer momento. Y hemos formado con todos ellos una gran familia durante el tiempo que ha durado la reforma. Ésta solo ha sido posible por el gran esfuerzo que va más allá de lo material, ya que todos, dirigidos por el equipo de confianza de la familia Santos, hemos puesto el corazón en ello. Gracias por confiar en nosotros para este gran proyecto.