El restaurante del Club Mediterráneo nos encarga este jardín vertical para decorar el rincón de la pérgola que hace las veces de escenario para los eventos del club así como para las actuaciones de los grupos de música en las celebraciones. A lo largo de varias visitas que hemos hecho al restaurante, hemos podido comprobar cómo este muro verde llama la atención de pequeños y mayores. En las imágenes recogemos una escena que se repite día tras día: los niños tocan las plantas, el sustrato (sphagnum), y se asombran con el conjunto.

Este jardín vertical está evolucionando maravillosamente bien: las plantas casi no presentaban floración en el momento de la plantación y un mes más tarde, han estallado los impatiens, las felicias, las margaritas… dando el resultado que podéis ver en las fotos.