Este jardín se situa en una casa particular de la prestigiosa urbanización Sierra Blanca de Marbella. Para la ejecución de esta obra de jardinería, se trajeron 5 olivos en un avión fletado especialmente, con las condiciones de humedad y temperaturas adecuadas para que los árboles no sufriesen. Los parterres de planta mediterránea rodean la piscina del tipo “infinity pool”, y acompañan a los magníficos  ejemplares de Brachichiton, Olea europea, Phoenix, y muchas otras especies elegidas con el mimo y el detalle que una casa, un jardín y sobre todo… un dueño así se merecen.