Este trabajo se ha realizado a lo largo de los primeros meses de 2016. Se trata de una parcela de grandes dimensiones situada en El Rosario, en la que se han plantado ejemplares de árboles de gran porte, y varias especies de palmáceas. La base de los muros de escollera se han plantado con la clásica combinación de palmera-arbusto de porte bajo-planta de flor o planta tapizante, y el centro del jardín se ha cubierto con una pradera de césped a base de semillas adaptadas al clima mediterráneo y de bajo consumo de agua. El césped semillado ha de segarse varias veces para que alcance un recubrimiento óptimo. En algunas de estas fotos se puede observar la evolución de la pradera de césped, que al principio presenta un crecimiento irregular pero que a medida que avanza el tiempo, se va unificando. En estas fotos se puede hacer un seguimiento de lo que fue la construcción de este jardín, desde el movimiento de tierras, la instalación de riego y la plantación de árboles hasta el primer corte de césped, momento en el que termina la fase de obra y comienza la fase de mantenimiento.