Este jardín vertical domina el enorme hall de dos alturas del Hotel Amare en Marbella. Desde el bar, ofrece un entorno inigualable a los clientes. Es un jardín vertical interior, pero gracias a una extraordinaria iluminación natural del espacio, se han podido plantar especies muy variadas